De Contenido

Estás viendo

Un post del Blog

5 pasos básicos para incorporar SEO en tus contenidos

Por Mariana Brizi

 

Seguramente habrás escuchado y leído mucho acerca del SEO, que básicamente podemos describir como las acciones y estrategias que buscan mejorar el posicionamiento de un sitio web en los resultados de los principales buscadores, como Google o Bing.

Si bien un buen manejo de SEO implica la consideración de aspectos técnicos,  como por ejemplo la correcta estructura y los metadatos que forman parte de la web, también abarca un nivel muy importante que es el de LA ESTRATEGIA DE CONTENIDO.

Porque como ya habrán visto en nuestro blog, siempre UN BUEN TEXTO AUMENTA LA EFECTIVIDAD DE TUS COMUNICACIONES, y en el caso de los sitios web, lo que quiere asegurarse Google es que los usuarios encuentren aquellos más útiles y relevantes.

Pero antes de ir a los 5 tips, hagamos una aclaración importante: hay dos formas de posicionar en Internet. La primera es PAGANDO (en Google aparecen una serie de sitios recomendados, arriba de todo y en el margen). Y la segunda forma de posicionar es la manera ORGÁNICA, es decir “compitiendo naturalmente, sin pagar”. Y aquí es donde un buen manejo del SEO es la clave para poder competir, estar a la altura de los mejores sitios de tu competencia y empezar a aparecer cada vez que alguien busque palabras vinculadas a tu sector.

Entonces, ¡manos a la obra! Vamos a empezar a hacer que Google nos encuentre más rápido. Si ya tenés tu sitio web y tu blog, te ayudamos a “alimentar” esos espacios con contenidos de calidad. Con estas 5 consideraciones vas a logar buenos resultados:

  1. Incluir títulos que contengan tus palabras clave: en cada sección de tu web, así como en cada nota de tu blog, es esencial que tu título contenga la palabra clave por la cual tus seguidores te encontrarán en sus búsquedas. Por ejemplo, si estás hablando de “Cocina Vegana” esas dos palabras deben incluirse ya, de movida, en el título y, de ser posible, también en el primer párrafo.
  2. Crear textos semánticamente ricos: Google está cansado de los contenidos pobres, estandarizados y creados mecánicamente sólo para atraer más visitas a la web. Por eso, te recomendamos utilizar toda tu predisposición y creatividad, y poner a prueba tus capacidades de escritura, hasta convertirte en un verdadero copywriter. Crear textos bien estructurados, con un lenguaje rico, información valiosa y sobre todo ¡DEJANDO PARA SIEMPRE EL FAMOSO COPY PASTE! Ya que Google lo detecta muy fácilmente.
  3. Crear red de enlaces internos: la permanencia de una persona dentro de tu sitio, es decir, el tiempo y la cantidad de páginas que la persona recorra dentro de tu web, también es algo que Google evalúa como factor de calidad. Por eso, dentro de un mismo texto, es conveniente que incorpores links hacia otros posteos de tu mismo blog, por ejemplo, para invitar a la gente a quedarse un rato más allí. Como por ejemplo nosotras, que te invitamos a conocer más sobre ESTRATEGIAS DE REDACCIÓN.
  4. Nombrar las imágenes con tu palabra clave: seguramente ilustrarás cada sección y cada nuevo post de tu blog con imágenes bonitas. Es importante que tanto el nombre del archivo como la descripción que cargues, incluya las palabras clave que definiste para tu posicionamiento.
  5. Utilizar las palabras clave a lo largo de todo el texto (sin abusar): si ejercitas esta habilidad de sumar a TODOS tus textos las palabras clave, vas a notar que tu estrategia SEO se incorpore a tu lenguaje de todos los días y de a poco lograrás que “fluya” porque para ser un buen redactor de contenidos digitales hay que aprender a crear textos estratégicos sin que se note, sin que suene “forzado” ni repetitivo, pero sumando las palabras que mejor nos posicionen.

 

Posicionar orgánicamente (sin pagar) no es algo que se logre de un día para el otro, se requiere de constancia, tiempo y dedicación. Pero si lo hacés, los resultados saldrán a la vista, ya vas a ver. Éstas y otras estrategias para atraer más miradas a tu sitio, encontralas aquí, en De Contenido.

Dejanos tu opinión